viernes, 11 de diciembre de 2015

Problema de balón

En la final de la primera Copa Mundial hubo una disputa sobre qué balón se utilizaría en la misma.
Los locales, aducían que su balón era más pesado que el de los argentinos. El árbitro belga, Jan Langenus decidió que los dos tuvieran la posibilidad de hacerlo, el primer tiempo se jugaría con la pelota argentina, mientras que el segundo se haría con la uruguaya, la cual fue importada especialmente de Inglaterra.
El primer tiempo Argentina se retiró ganador (2-1), mientras que en el segundo Uruguay convirtió 3 goles y los argentinos ninguno.