viernes, 11 de diciembre de 2015

El jugador manco

Una de las figuras de Uruguay, era Héctor Castro, que tenía la particularidad de que le faltaba un brazo, debido a un accidente sufrido con una sierra eléctrica cuando tenía 13 años.
Castro fue el que marcó el último gol anotado en la primera Copa del Mundo y lo hizo faltando apenas un minuto para terminar la final ante la Argentina.  El uruguayo marcó el gol de cabeza, y se desmayó. Así, Uruguay se consagraba campeón con un 4 a 2 concluyente.
El "Manco" fue una figura legendaria del fútbol charrúa, respetado y admirado por todos.

Falleció el 15 de septiembre de 1960.